Usual

Estándar

Treinta y dos notas fueron escritas en tamaños regulares, con qué motivo? No lo sé, tal vez sólo con la esperanza de que esa persona leyera alguna y pudiera entender que los sueños son más que imágenes en las mentes de las personas que duermen o en la imaginación de aquellos soñadores que viven más cerca de las nubes que de sus propios pies.

Son a veces anhelos del alma . . . son sueños que queremos convertir en señales del destino, en llamadas de amor, de amistad, se convierten en lo que queremos, porque son nuestros.

Ocho millones setecientas veinte mil novecientas dieciséis personas marcan un número gigante de posibilidades, mas si aparte sumamos que puede que esa persona este tan lejos de aquí, ¿Qué parte le toca al destino para llevarle una de las treinta y dos notas que escribió para él?.

Son grandes números, mucha gente en una gran ciudad, pero todo esto es tan poco comparado con la ilusión de aquel tan esperado encuentro de hace 4 años, casual, que no sepa le ha estado esperando pero que espera él le diga la ha soñado también . . .

“Abres la ventana muy por la mañana,
no has podido descansar
tomas la paloma, le atas a la pata
un mensaje corto sin saber si llegará

Abro la ventana, llega una paloma
y un mensaje sin firmar
“no me dejes sola, te pido de donde estés
me vengas a buscar”

¿Qué hago, corro, vuelo, salto,
te salgo a buscar?
¿Qué hago, cierro la ventana
y te empiezo a olvidar?
¿Qué hago con la desesperación de no encontrar
la manera de llegar hasta donde tu estás?

Ya me habían contado de extraños mensajes
que llegaban desde allá
donde los humanos se mueren sentados
frente a una ventana con su inmensa soledad

¿Qué hago si es muy tarde?
¿Qué hago si no se por dónde puedo comenzar?
Le ato a la paloma un mensaje corto
sin saber si llegará

¿Qué hago, corro, vuelo, salto,
te salgo a buscar?
¿Qué hago, cierro la ventana
y te empiezo a olvidar?
¿Qué hago con la desesperación de no encontrar
la manera de llegar hasta donde tu estás?

¿Qué hago con la sensación de inmensa soledad?.”

*Inmensa Soledad – Edgar Oceransky

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s