II

Estándar

¡Qué cansancio era ser dos!

Si fuimos lagartos que volaban en el quinto infierno,
aves que comían lejos de éste tiempo.
Mariposas de cenizas estrellándose en el viento.

¡Qué tonto imaginar ser dos!

Si pudimos crear tres,
jugar a ser nidos de paja y tierra,
ser cornisas de fría arena,
pudimos ser artesanos de la nueva era,
construir tumbas con tu rostro para enterrarme viva junto a tu putrefacto cadáver.

¡Qué extraño era hablar tranquilamente!

Cuando las palabras eran vidrio hiriente,
y las usabas para acariciar mi suave conciencia,
mi tímida presencia.

¡Qué hermoso era!

Sentirme bien, sentirte distante, sentirlo sospechando, sentirla llorando,
¡qué hermoso era sentirte! sentir al fin y al cabo.

sólo sentir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s