No me culpes si de mi…

Estándar

No soy yo la que escribe,
es el papel que se impone ante la pluma,
llevando, de momentos, el fino hilo de mis sueños.

No puedo ser yo quien de ti dibuja siluetas,
pues son mis manos que se deslizan por tu rostro y,
como copias exactas de la imaginación,
te retratan en letras fijas y sombrías.

No me culpes si de mi escuchas tu nombre;
o si de mi recibes caricias,
y besos y, entre versos de amor y locura,
rodean mis brazos y piernas tu ser errante de pasiones.

No me culpes querido frío,
pues no soy yo la que te escribe, la que te besa;
la que entre sueños de temple claro, te sueña.

Pues  no soy yo, más que el cuerpo que se impone a un sentimiento etéreo
y deja ver entre rayos de mediana inspiración,
los signos curvos de un órgano en cuestión.

No, no me culpes si de mí te encuentras
o si conmigo sueñas,
pues no puedo ser yo la culpable, o si a acaso fueras tan amable,
de que me encuentres de tu corazón prendida,
de aquellos sueños rotos,
de aquellas manos frías,
de aquellos cuerpos muertos
de esas manos mías.

Anuncios

»

  1. Hola Asiul, estaba acostumbrado al sistema de seguidores de Blogger y aun no me acostumbro a WordPress y por eso no había visto este poema.

    Me ha gustado este poema en concreto porque refleja milimétricamente (y de forma muy bella) esa perplejidad que sentimos todos cuando hemos acabado de componer una obra muy personal pero que, a la vez, no reconocemos como salida de nuestras manos porque quizá nuestro estado anímico no termina de asumir algo que nos transciende porque pertenece a esas musas que nos enriquecen el alma en contadas ocasiones.

    Me gusta también porque es sobrio y muy sentido, traslucido de significado y eficaz a la hora de emocionar.

    • Wow, pues me parece perfecto que hayas entendido eso,
      yo siempre he creido que muchas obras carecen de un significado único y se da a la interpretación del lector o espectador.

      Uno ve lo que quiere ver y aunque quizá la intención del artista era otra siempre es bello que alguien le encuentre un significado distinto o al menos que le encuentre alguno

      (: Gracias por leer un abrazo!

  2. Y a fin de cuentas, nunca somos nosotros los que realizamos aquello que hemos de hacer. Siempre es algo más, alguien más, algo distinto. Pero para cuando nos damos cuenta, está hecho y somos los responsables.

    🙂

    • E inconscientemente somos los únicos que podemos tomar la responsabilidad Alfred, Es éste sentimiento de no tener control total de cada entraña, lo que te hace pensar que es un poco injusto que tú tomes la responsabilidad total, cuando no fuiste tú el culpable absoluto de tus acciones; sin embargo lo hacemos por no saber quién más está jugando ¿no?

      Gracias por leer (;

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s