Divagar

Estándar

“Divagar, divagar, divagar ¡Ay cómo divaga la mente! Cuando empiezas quizá nunca pares.
Y divagas, divagas, como tirando del pequeño estambre que cuelga de tu cintura,
Y tiras y tiras, cada vez más rápido, pareciera nunca terminar. Pasas del clima y cómo molesta tus zapatos, de la tienda donde los compraste hasta el día en el que por fin te enamoraste…
Divaga, divaga y sigue y sigue, cuando menos lo esperas terminas con una tremenda bola de estambre ideológico y un terrible frío existencial”

Anuncios

»

  1. ¿Frío existencial?

    Cada que divago empiezo en una cosa, termino en otra y complacido con ambas.
    Si bien no toman el camino que esperaría, sí encuentro cabos perdidos en el hilo de mis ideas.

    Aún así, prefiero pensar concretamente en algo y no divagar del todo. (Eso, sin ocultar que me encanta divagar)

    Divertido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s